martes, 29 de septiembre de 2009

Algunas características de la picaresca en Rinconete y Cortadillo.

Rinconete y Cortadillo, obra de Miguel de Cervantes, clasificada dentro del género de la picaresca. Y, l igual que la mayoría de sus obras es muy difícil clasificarla, por la diversidad que se encuentra en sus obras, entre ellos podemos mencionar que utiliza los géneros de la bizantina, picaresca las que mezcla magistralmente.
1. El protagonista es un pícaro, de bajo rango social o estamento y descendiente de padres sin honra o abiertamente marginados o delincuentes. Claramente esta característica en los personajes de Pedro del Rincón y Diego Cortado, ya que ambos provienen de una familia de posición social baja, ambos son protagonistas uno se dedica a engañar por medio de cartas, y el otro es ladrón y usan de su ingenio y astucia para engañar a las personas.


2. Ideología moralizante y pesimista. Cada novela picaresca está narrada desde una perspectiva final de desengaño; es «ejemplo» de conducta aberrante que, sistemáticamente, resulta castigada. Observamos el rasgo amoral, ya que ambos se comportan de una manera astuta e incorrecta para poder alcanzar sus fines no importando los medios que utilizan. La sociedad que presenta es pesimista, ya que Sevilla según el contexto de esa época era un lugar en el cual se desempeñaba muy bien el comercio y por lo tanto era una ciudad que estaba bien económicamente. Debido a la abundante población, la ciudad se presta para la delincuencia. Eso se refleja en las cofradías que menciona la obra y con el personaje Monipodio que es el encargado y jefe de las mismas que se dedicaban a hurtar, robar, matar por encargo (sicarios), asaltos violetos entre otros.




3. Intención satírica y estructura itinerante. La sociedad es criticada en todas sus clases, a través de las cuales deambula el protagonista en una estructura itinerante en la que se pone al servicio de un elemento representativo de cada una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario